Food 4 Future, proteínas alternativas en el centro de la innovación alimentaria

¡Los eventos presenciales están de vuelta! Food 4 Future – Expo FoodTech 2021, el encuentro para transformar la industria de la alimentación y bebidas a través de la innovación tecnológica, que se ha celebrado del 15 al 17 de junio en Bilbao, ha colocado en el centro del debate el desarrollo y producción de las proteínas alternativas.

Además de reunir a más de 5.000 personas de forma física, tras una pandemia que nos ha limitado al mundo virtual durante muchos meses, la feria internacional Food 4 Future – Expo FoodTech 2021 ha retomado con energía la búsqueda de respuestas a los grandes retos del sector alimentario: cómo optimizar procesos a través de la tecnología, cómo desarrollar modelos de negocio más sostenibles y eficientes, y cuáles son las tendencias en la producción de nuevos alimentos e ingredientes.

La industria alimentaria representa el 11% del PIB mundial, con un crecimiento esperado de la demanda del 70% de aquí al 2025 y la tecnología se impone como un elemento clave y aliado indispensable para afrontar todos los desafíos mencionados.

Los expertos y empresas que están liderando la producción de proteínas alternativas han tenido la oportunidad de reactivar el contacto personal en esta importante cita en la que también ha participado nuestro CEO Iñigo Charola. Y es que BioTech Foods ha sido una de las 20 empresas seleccionadas por la organización, entre más de 2.000 startups foodtech, para presentar sus progresos ante la comunidad internacional.

El desarrollo y producción de las proteínas alternativas, entre las que se encuentra la carne cultivada en la que trabaja BioTech Foods desde 2017, se plantea con el objetivo de minimizar el gasto energético que la industria cárnica genera, a través del alto consumo de recursos como el agua, tierra o pienso que se emplean en la producción de proteína animal.

Iñigo Charola ha expuesto las claves y las oportunidades que supone para el sector alimentario mundial el desarrollo de la tecnología para producir carne cultivada a partir de una muestra de tejido animal. El cultivo celular en un entorno controlado que implementa BioTech Foods permite, además de evitar el sacrificio animal y elevar los estándares de seguridad alimentaria, alcanzar una enorme proporción de proteína animal de alto valor biológico frente a los métodos tradicionales. Así, con las células extraídas de un solo cerdo en un año se pueden producir los mismos kilos de carne que los obtenidos mediante el sacrificio de 400 animales.

El consumidor, uno de los retos de las proteínas alternativas

Y junto a los significativos avances en términos de bienestar animal y de la salud se sitúan los beneficios para el medio ambiente. En este sentido, se estima que la carne cultivada y resto de proteínas alternativas supondrán entre un 11 y un 22% del total de proteínas en 2035. Eso nos permitirá, tal como recuerda el CEO de BioTech Foods, “ahorrar el agua que consumiría una ciudad como Londres en 40 años”.

Ante esta puerta que abre la innovación alimentaria para todos aquellos proyectos volcados en la obtención de nuevos nutrientes de un modo más sostenible, también aparecen retos, como el de saber si los consumidores actuales están preparados para el consumo de este tipo de proteínas alternativas.

Así, uno de los aspectos que el debate ha puesto de manifiesto es el necesario ejercicio de la población para superar las barreras culturales y mentales. Esto no debería resultar un obstáculo si tenemos en cuenta, tal como ha recordado Carlos Bald, investigador principal de AZTI —centro tecnológico de ciencia y tecnología marina y alimentaria—, que “muchos países consumen insectos a diario, las microalgas se consumen desde hace miles de años en diferentes culturas, y la fermentación con levadura, hongos y bacterias ha sido utilizada por el ser humano desde el principio de los tiempos para producir pan, cerveza, vino, queso y yogur”.

Dado que según datos de la ONU en 2050 el planeta estará formado por 9.500 millones de habitantes, la demanda de proteína, un macronutriente básico en nuestra dieta, seguirá aumentando de forma exponencial. En este escenario, el rol de las alternativas basadas en plantas y cultivos celulares en sustitución de productos animales se convierte en indispensable.

Una de las principales conclusiones de esta primera edición de Food 4 Future ha sido que un mayor consumo de este tipo de alimentos supondría una mejora en la salud, además de ayudar a hacer frente a los retos medioambientales y de bienestar animal actuales. En definitiva, desde Food 4 Future subrayan que para hacer frente a los desafíos sostenibles, el sector alimentario debe volcarse en ofrecer una propuesta de valor ampliada a los consumidores que garantice la trazabilidad, la seguridad alimentaria, la elección de etiquetas saludables y limpias y la gestión medioambiental.

Recommended Posts